qué es despido improcedente

¿Qué es el despido improcedente?

El despido improcedente hace referencia a la decisión unilateral por parte de la empresa que finaliza la relación laboral con un empleado sin atender a las causas o requisitos legales. Además, para que el despido sea calificado como improcedente, debe ser impugnado por una orden social. Así, el despido improcedente se encuentra regulado en el artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores.

En este caso se pueden dar dos situaciones: que las causas alegadas por la empresa no sean reales o que se incumplan los requisitos legales. En cualquier caso, se trata de un despido que no respeta las causas establecidas por la ley para extinguir una relación laboral.

Ante estos casos en los que el empresario no cumple con el ordenamiento jurídico, la legislación laboral busca la protección de los trabajadores basándose en la trascendencia social del trabajo. Por tanto, las consecuencias de un despido improcedente serían para la empresa en cuestión.

¿Qué consecuencias tiene que un despido se considere improcedente?

El despido improcedente debe impugnarse para que un juez lo califique como tal. Para ello, el trabajador deberá acudir al orden social en un plazo de 20 días hábiles desde la fecha de efectos de su despido. 

El primer paso ante un despido improcedente será intentar llegar a un acuerdo por vía de conciliación y con el que ambas partes estén satisfechas. En caso negativo, el empresario tiene dos opciones:

  • Abonar la indemnización por despido improcedente en el momento de entregar la carta de despido y que suele ser superior a la que corresponde a otros tipos de despidos. 
  • Readmitir al trabajador en su puesto de trabajo. En este caso, la empresa tendría que abonarle los salarios de tramitación desde la fecha de efectos del despido hasta la notificación de la sentencia o el ingreso en otro puesto de trabajo.

Si finalmente se procede a un despido improcedente se tendrá que abonar también el finiquito. 

¿Qué indemnización me corresponde por un despido improcedente?

Si la empresa opta por abonar la indemnización por despido improcedente, cabe destacar que esta se calcula en dos tramos:

Por un lado, hay que tener en cuenta el tiempo trabajado desde el 12 de febrero de 2012: 33 de salario por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades. Respecto al tiempo trabajado antes de dicha fecha, contarían 45 días de salario por año trabajado. Sin embargo, la suma de los dos periodos de tiempo anteriores no puede exceder las 42 mensualidades.

Si necesitas más información o te encuentras en una situación de despido improcedente, ponte en contacto con nuestro equipo de abogados laboralistas y te resolverán todas tus dudas.